El viaje esperado a la India – reconectar, meditar y explorar Mcleod Ganj

Travel to India

Viaje a la India

Como dice la canción famosa de los Beatles, “She’s got a ticket to ride”, así empieza mi viaje al oriente hacia la India. Pasé visitando el invierno frío de Madrid ya que era parte de la ruta y aproveché para ver a una querida amiga para ponernos al día de la vida.

Los aeropuertos siempre provocan un interesante sentimiento interno, el mundo es tuyo, especialmente cuando viajas solo… hacerlo, no hacerlo, por aquí, o por allá, realmente no importa, lo que sea, la verdad, no es gran cosa…

Después de un vuelo de 2.5 horas llegué a Dharamsala desde Nueva Delhi, aproximadamente 500km al norte de la capital, se ubica el estado de Himachal Pradesh. Kangra en Himachal Pradesh se encuentra a las orillas del Himalaya donde se puede empezar a apreciar los picos nevosos. En cuánto aterricé, decidí tomar la ruta más aventurera (y por ende más económica). Salí caminando a pie del aeropuerto siguiendo la carretera por 1 kilómetro hasta llegar al siguiente pueblo con mi mochila a la estación de bus. Por ₹30 / €.35/ $.44, viajé 22kms a la ciudad principal, tomé otro bus recorriendo 10km hasta llegar a Mcleod Ganj. Viajando como un local es interesante, en especial cuando viajas solo, observas bastante, en silencio, tomando en cuenta todo tu entorno, las conductas, viendo pasar las pequeñas tiendas y puestos en el camino, los rótulos en una lengua desconocida, y las personas que suben y bajan del bus, sin saber exactamente en donde te tienes que desmontar, pero con toda la tranquilidad que al final, encontrarás tu camino.

Calle en India

Mi primer destino me llevó a Mcleod Ganj, también conocido como «Pequeña Lhasa» o «Lhasa» ya que también representa el gobierno Tibetano en exilio desde la ocupación de China en 1959. Las calles están llenas de tiendas de textiles, malas, tonkas, chai, monjes con sus cabezas rapadas en sus túnicas, extranjeros, Indios y muchos puestos de comida Tibetana en la calle.

Viaje a la India color

La Vijaya Stupa se encuentra cerca del templo de Su Santidad el Dalai Lama que representa la pureza de la mente de Buda, la meta para las personas que desean vivir una vida más pacífica, entendiendo los orígenes y las causas del sufrimiento humano.

En lo más alto de una colina de Mcleod Ganj, se encuentra un sitio muy atractivo llamado Dharamkot que representa una gran vista del Valle de Kangra. Hay muchas casas y posaditas para quedarse a dormir e incluso compartir con familias locales. Encuentras habitaciones por aproximadamente ₹400 / €5 / $6 por noche con vistas a las montañas.

Viaje a la india - tushita

Estas colinas boscosas con vistas de las Himalayas, me condujeron al un centro de meditación ‘Tushita’, situado arriba del pueblo de McLeod Ganj, Dharamsala. Tushita Meditation Center es un lugar para contemplar y meditar – mi primera parada en India, lo cual sin duda agregó una perspectiva interesante a toda mi experiencia.

En noviembre de 2016, viajé por 2 meses, empezando en el norte, luego viajé hacia el centro y terminé en el sur en el estado de Kerala – todas estas regiones siendo drásticamente diferente una de la otra. Esto ya fue hace un año y medio, y no me sorprende que haya regresado nuevamente. En mi primer viaje, hice un curso de Introducción al Budismo de 10 días, abierto para cualquier persona interesada en aprender acerca del Budismo y la tradición Mahayana. Este curso fue residencial, incluía 3 comidas diarias, alojamiento estilo dormitorio, las enseñanzas diarias y meditaciones guiadas por un precio increíble menor a $100 / €80. Obviamente ni se acerca a justificar el precio por lo que uno aprende y empieza a entender acerca del Dharma, las enseñanzas de Buda y como empieza a cambiar tu perspectiva del mundo y la vida.

En este viaje hice 9 días de retiro residencial enfocado en ‘Medicine Buddha’. Este fue un retiro tántrico enfocado en la utilización de malas, mantras, oraciones y visualizaciones de curación.

Tushita - rest

Este fue mi humilde habitación en el Centro de Meditación Tushita, acurrucada debajo de las sábanas para las noches y mañanas frías. Por suerte siempre hubo un suministro de té chai o té de limón con jengibre para calentar el motor.

Meditation - tushita

Este es el templo principal de Vajrasattva Gompa y dónde se realizan meditaciones en grupo diarias de 9:30-10:30 a.m. Definitivamente vale la pena visitar!

Travel to India

Aquí estamos, radiantes después del retiro residencial de Medicine Buddha en el Centro de Meditación Tushita, tomándonos una foto en frente del stupa de Lama Yeshe.

Mountain in India

Esto nos lleva aproximadamente a 1.5 horas a las montañas detrás de Dharmkot, Dharamsala donde se puede apreciar este sendero en una caminata a la catarata.

Mis maletas están empacadas y estoy a punto de salir de Dharamsala, cuando de repente me encuentro con mi amigo Shedup en la Calle Bagsu. Es un monje Tibetano que conocí en mi primer viaje a India, practicamos y estudiamos yoga juntos en Rishikesh. Estoy feliz al oír que está aprendiendo inglés porque aun no me comprometo a recibir clases de tibetano!

Tibetan classes

Nos despedimos de Tushita, las montañas verdes, los treks, las puntas nevosas del Himalaya, las personas pacíficas, las mañanas de té de limón con jengibre, los monjes en las calles y el espacio y lugar para simplemente ser.

Es todo por ahora mientras mi viaje por India continúa. Mantente en sintonía. Escríbeme si tienes alguna pregunta, me encantaría darte más información de mi experiencia en el Centro de Meditación Tushita o puedes visitar tushita.info.

¿Adónde irás tú? Si, has esperado mucho tiempo, sal de la rutina, vive tu sueños”, todos los días. ¿Pensando en tu siguiente viaje o un nuevo destino que quieras explorar? ¡Cuéntanos!

 

Read in English

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*